Ir al contenido principal

Primer día de Guardería

Esta semana es rara en general, es el primer lunes que no voy a trabajar después de un año y medio y ya empezaba el día con una extraña sensación. Por otro lado, era el momento de que mi niña fuera a la guardería por primera vez, así que íbamos a estar una hora solos como hacía 17 meses que no estábamos. Así que el día apuntaba maneras y a continuación os contaré como ha ido todo.

En cuanto a mi extraña sensación de no ir a trabajar se ha ido diluyendo poco a poco. La verdad que el que te avisen con 15 días de antelación te ayuda a hacerte a la idea y el viernes fue mi último día en el trabajo. Hoy tenía cita en el paro a las 12:30, así que como la niña solo tenía la adaptación en la guardería hemos esperado a que saliera para luego ir yo a la Oficina de Empleo. Nos hemos levantado temprano, la niña y la madre más que yo todo sea dicho, le hemos dado el desayuno y nos hemos vestido todos para el primer gran día.
Hemos llegado a la guardería sobre las 10:15 y ha venido la que será su m…

Aprender a ser padre

Una de las preguntas que más gracia me hizo al contar que me abriría el blog sobre paternidad fue: ¿Vas a enseñar a ser padre? Esto, unido a un cartel que me pasaron por WhatsApp de una "Escuela de Padres" me ha hecho reflexionar sobre este tema y es de lo que vengo a hablaros hoy. No sin antes decir que es mi opinión y como bien dicen: "Las opiniones son como los culos, todo el mundo tiene una".

Con respecto a la pregunta que me hicieron, ¿Quién en su sano juicio se guiaría por mi a la hora de ser padre? Yo cuento mis vivencias, mis experiencias y mis anécdotas pero jamás en la vida se me ocurriría sentar cátedra sobre un tema del que soy un auténtico novato. Si alguien que tenga el pensamiento de que le pueden enseñar a ser padres quiere aprender algo aquí, ya está tardando en darle a la famosa X de la parte superior derecha. Puedes sacar muchas cosas de mi blog pero una clase teórica para convertirte en el padre del año no, pero ni en este ni en ninguno que no te engañen.

Hablando de engaños, pasemos al punto de "La Escuela de Padres" en el cartel te ofrecen tantas cosas que parecerá hasta barato pero no te engañes, nadie te va a dar una guía para ser el mejor padre del mundo. Te darán consejos, en este caso creo que te "enseñan" la crianza respetuosa esa que está tan de moda y que parece que es la más válida del universo. Es como el BLW (aquí tienes mi opinión sobre este método de alimentación complementaria) que puedes aprender mucha teoría pero luego tendrás que ver como le afecta a tu bebé y si él está de acuerdo en este método (parece que nadie piensa en eso con tanta respetuosidad hacia tu hijo, si no te acepta un trozo y se te come la papillas divinamente tendrás que seguir insistiendo con los trozos porque como es lo mejor). No por pagar este curso te vas a convertir en el padre/madre ideal, es más, creo que aprenderás lo mismo sin pagar o incluso más porque aprenderás cosas que te las irá indicando el único que te puede enseñar, tu hijo.

¿Quién tiene la facultad para enseñarte a ser padre? ¿Hay alguien con los conocimientos necesarios para intentar darte clases de paternidad? La respuesta ya te la digo yo, NO. Esto no es una ciencia exacta, no es decir 2+2=4 y ya está, te vas a casa con la lección aprendida. Desde luego que puedes pedir consejos, guiarte por tus más cercanos (padres y madres), consultar algunas dudas, etc. pero finalmente harás lo que tu instinto crea que es mejor o peor para tu hijo. No creas que ese instinto siempre te llevará por el buen camino, habrá veces que te equivocarás y te maldices por ello pero ya te digo que es mejor culparte a ti mismo que haberte dejado llevar por otros y haberla cagado. A ser papá se aprende con la experiencia, todos los días aprenderás algo nuevo y hasta que te mueras estarás aprendiendo a ser papá. Cada niño es un mundo y es por eso que nadie te puede decir cual es la mejor manera de criar a tu hijo, como todo, lo que vale para unos quizás no valgan para otros. ¿Alguien que no conoce a tu hijo te va a enseñar cómo educarle? Ni lo pienses...

Mi reflexión es muy clara, cada uno tiene libertad para tirar el dinero como quiera y como si te quieres apuntar a un curso de cómo cagar en un vaso de tubo sin mancharte (me resultaría más útil este último por las risas) pero ten clara las cosas. Como te he dicho, tu profesor, o profesores, en esto de ser padre serán tus hijos y a ti lo único que te hace falta es práctica para comenzar a aprender. Tú aprenderás de ellos y ellos aprenderán contigo, será una enseñanza fruto del amor y eso no se paga con dinero.

Comentarios

  1. Hola. Estoy de acuerdo contigo en lo que nadie te enseña a ser padre, más que nada porque no hay un estándar que se pueda enseñar. Yo aspiro a ser el mejor papá de mi hijo Jordi, o al menos intentarlo. Y otra cosa, estoy aprendiendo yo màs de él que él de mí. Un abrazaco de lostdad19

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo normal, estos pequeños tienen mucho que enseñarnos y no nadie ajeno a tu núcleo familiar. Ni hay estándar ni hay personas con las capacidades suficientes para enseñar a otras a ser papás. Un abrazo compañero y gracias por compartir tu opinón.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Operación Dejar de Fumar

El domingo 3 de Septiembre de 2017 será recordado por las generaciones venideras como el primer día que estuve sin fumar. Estoy decidido a hacerlo, no solo por salud sino porque uno también se va dando cuenta que está malgastando un dinero necesario en estar un rato echando humo y poniéndote los pulmones negros. Así que sí, voy a dejar de fumar y os voy a ir narrando mis progresos en el blog hasta llegar al objetivo de no volver a tocar un cigarro en la vida.

Mi historia con el tabaco empezó con 14 años y desde entonces he estado maltratando mi cuerpo con nicotina. La verdad que ha habido temporadas en las que he fumado más y otras menos, hasta llegar a la actual. En mi casa no se fuma así que solo fumaba al ir a trabajar o aprovechaba el ir a tirar la basura para echar el cigarrito. En total podía fumarme 5 o 6 cigarros al día, y los fines de semanas que no voy a trabajar la cantidad disminuía bastante. Es por eso que no creo que me vaya a costar tanto retirarme esos cigarros al día,…

Guarderías y madres pesadas

El pasado jueves fuimos a apuntar a nuestra hija a una guardería ya que le encanta estar con otros niños y para que podamos movernos con más libertad esas horas del día a la hora de buscar trabajo, tanto mamá como papá. El caso que tras varios intentos y toda una odisea para intentar meterla en una pública (si quieres conocer la historia te enlazo al post de mi mujer Lidita Swan) al final irá a una privada que nos queda cerca de casa. Ese mismo día, la directora nos comunica que a la tarde hay una reunión para que vayamos.

Yo ya conocía esta guardería porque es a la que iba mi ahijado, ahora ha cambiado de manos pero el recinto está exactamente igual que cuando lo conocí años atrás.  El caso que al llegar nos encontramos allí con más papás y mamás y a los bebés, tanto a los que compartirán la clase con mi hija como a los más mayores de 2 años. Al llegar a la sala empieza la charla y a explicar varios puntos que podrían ser exigencias sino fuesen tan coherentes. Esto es lo que me sorpr…

Urgencia Pediátrica y Sanidad Pública

Ayer no hubo post nuevo y es porque estuvimos con mi pequeña en el hospital de Cádiz desde las 6 de la madrugada hasta las 14:00 (Todo esto lo narré por Twitter así que sígueme para estar al tanto de la última hora en @papagadesblog). Nosotros vivimos en Chiclana de la Frontera y normalmente acudimos al Hospital de Puerto Real pero allí no hay  urgencias pediátricas y en Cádiz sí. En este post voy a comentar mis últimas experiencias en el hospital y la indignación que causa a veces la sanidad pública.

Todo comienza el viernes de la semana pasada cuando mi niña no para de llorar y tocarse sus partes al preguntarle ¿Qué te duele hija? Cabe mencionar que días antes su pediatra de cabecera nos había mandado la bolsita para recoger la muestra de orinan, la llevamos y estaba contaminada y no volvíamos a tener cita hasta el jueves de la semana siguiente. Viendo que no podíamos tener a la niña así más tiempo fuimos para el hospital de urgencias. Esta primera vez tuvimos bastante suerte porque…