Mi hija y los juguetes

El mundo de los juguetes es muy amplio para un bebé y los papás nos volvemos locos queriéndole comprar de todo a muy temprana edad. Con la llegada del bebé, también llegan a casa miles de peluches, sonajeros y otros muchos juguetes para recién nacidos que luego no serán más que un adorno porque los usan bien poquito. A esto se unen las típicas hamacas con sonidos y movimientos y conforme van creciendo vamos aumentando la colección de juguetes.


Mi hija nació a finales de Marzo por lo que al llegar los Reyes Magos apenas tenía 9 meses por lo que no se enteraba de mucho ni echaba mucha cuenta a los regalos. Creo que hay algo común en todos los niños y es el desechar el juguete y quedarse jugando con la caja, el porqué no lo sabe nadie. Yo veo en esto un buen estudio científico, a los padres nos haría ahorrar mucho dinero en juguetes y cambiarlo por cajas de cartón. Uno se dice que con el tiempo irán cambiando pero muchas veces no es así, se entretienen con todo menos con lo que se tienen que entretener, sus juguetes. 

La mía, tiene un parque cuna llego de juguetes y otros más que le tenemos puesto en una esquina del salón, aunque ella ya se encarga de esparcirlos por toda la casa, no vaya a ser que quede un rincón sin un juguete de ella en el suelo. Muñecas, carrito de la compra, carrito de paseo, peluches interactivos, muñecos que cantan, teléfonos, mesa de actividades, pelotas, pianos de todos los estilos  y un largo etcétera. Coge algo un rato y luego lo tira yendo a por otra cosa y así echa las horas horas muertas. Nada la entretiene durante largo rato y diréis "Aún es muy pequeña", pero es que hay cosas con las que se entretiene aún más.

Los juguetes favoritos de mi hija son las pinzas de la ropa, el teléfono inalámbrico de casa y los mandos de la televisión. Puede tirarse horas tirando y recogiendo las pinzas de la ropa, también abriéndolas, destruyéndolas por completo, hasta que nos vemos que vamos a tener que tender clips de folios y se lo tenemos que quitar. Su otro deporte favorito es el de estampar el mando o el teléfono contra el suelo para así sacarle las pilas y ponerse a jugar con ellas. Obviamente, lo logra estampar porque a ella no hay nada que se le resista en este mundo, pero las pilas no se las dejamos ni oler. Otro de sus hobbies favoritos es el de ir hasta la televisión y con su pequeño dedito apagarnos lo que estemos viendo, con mi consiguiente enfado cuando estoy jugando a la PS4. 

Su último juego es el más peligroso y hemos tenido que cambiar la distribución de los muebles del salón por la pequeña gamberra esta. Empezó subiéndose al sofá solita pero es que ahora su único objetivo es el de subirse a la mesa auxiliar y taconear como si fuese ella Sara Baras. Tenemos que quitar la mesa porque si ella se empeña en subirse se subirá, porque es una niña muy constante en lo que se le mete en la cabeza y con un genio de mucho cuidado. 

Así que tiene todos los juguetitos muerto de risa mientras ella se distrae con cualquier cosa del hogar, ya sea con las jarras medidoras de la cocina como con las espátulas o con la misma escoba. En todo ve ella un juego menos en lo que realmente es para jugar. Si que es cierto, que en los últimos meses va entreteniéndose un poco más si jugamos con ella a la pelota o me trae a pulso la mesa de actividades para que juguemos o cuando se va a la calle y quiere llevarse su carrito para pasear a la Peppa Pig de peluche. 

Padres del mundo, comprad menos juguetes y más cajas, os saldrá más rentable y vuestros hijos estarán más entretenidos. Este es mi consejo del día y os lo podéis pasar por donde queráis porque soy consciente de que es muy chorra hasta para mi. He dicho.

3 comentarios:

  1. A mí me pasa exactamente igual. No solo para Navidad, para su cumple... Un montón de regalos adornados con globos. A que le hizo caso? A los globos, claro. Así que guarde algunos regalos y se los he ido sacando poco a poco. Lo cierto es que me preocupaba que no jugase con nada. Pero igual que la tuya prefiere un mando, unas gafas o cualquier otra cosa que no sea propiamente un juguete.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya estos niños, por más que tienen con menos quieren jugar. Ya la mía parece que va cambiando y ahora quiere dar de comer a los muñecos nada más, pero sigue prefiriendo un mando y de las gafas también es muy fan para jugar, jajaja.

      Eliminar
  2. El anuncio de" un palo!!, un palo!!" ( no recuerdo que anunciaban) Cuando yo lo vi me hacía gracia pero mi hijo a día de hoy es mas feliz con un palo en el parque que con una espada de madera que le compre en un mercado medieval y que me costó una pasta! Usa cualquier cosa para pasar el rato. Tengo una colección de palitos en el maletero...asi que un dia cogí una caja de cartón de compra a domicilio con dos yogures vacíos y pintados y un par de detalles más pintado por ellos le hice un coche para meterse ellos! No veas como disfrutan! Así que últimamente busco juegos artesanales para que me ayuden ellos a hacerlos y jugar. También juegan con sus juguetes de siempre pero otro truco. Les guardo unos pocos y no se los saco hasta dentro de 2 meses por ejemplo y solo se juega a una cosa desde siempre. Nunca he tenido en el parque de casa todos juntos porque así no le hacían ni caso a ninguno!! Les sacabamos unos pocos y mañana otros. Y ahora igual.Los utensilios de casa: el mayor mientras yo cocinaba el me exploraba todo, hay sonidos molestos pero es su forma de aprender cosas. Sobre apagaros la tele si os molesta pero le reis la gracia nunca dejará de hacerlo ;-)

    ResponderEliminar