Operación Dejar de Fumar III

Es domingo y toca narrar como ha ido la semana con la Operación Dejar de Fumar. Es la tercera entrega y si aún no has leído las demás te la dejo por aquí: Operación Dejar de Fumar I y Operación Dejar de Fumar II. Como os conté la semana pasada, la cosa no fue nada bien ya que tenía la tentación en mi compi de trabajo, al cual tenía que ver fumar en nuestros habituales descansos. Esto, junto a otros motivos, me hicieron recaer en el tabaco de forma esporádica.



Si la semana pasada tuve dos pequeños resbalones, en esta directamente me resbalé y me quedé en el suelo. El domingo me lo pasé sin fumar pero el mismo lunes decidí comprar un paquete de tabaco, fumar en los momentos claves y ya volver a retomar el reto decentemente cuando dejara de trabajar. Lo que no quería hacer lo hice, la presión pudo conmigo y no fui capaz de resistirme a la tentación. La verdad que no he ido fumando mucho, pero tampoco es un logro porque habitualmente no lo hacía. Así que este será el capítulo del fracaso de la Operación Dejar de fumar.

¿Con esto se acaba todo? Pues no. Tengo decidido acabar con el tabaco y lo haré, así que ya sin excusas el lunes comenzaré de nuevo, con más ganas, más ilusión y sabiendo donde han estado mis fallos en este primer ensayo. Se viene una época dura pero estoy convencido de que lo conseguiré. Me jode más que a nadie haber recaído de esta forma, fumarte un cigarro de ve en cuando era una cosa y haber comprado tabaco ya ha sido un paso más allá. No seguiré revolcándome en la mierda, pero realmente esta semana merezco el desprecio más absoluto.

La pobre aplicación que uso para dejar de fumar estará loca porque no paro de reiniciar la fecha de mi último cigarro y ya me cuenta logros que no tengo como "5 Días sin fumar", hija será en tu tierra porque aquí no hace ni 5 minutos. El caso es que también tendré que ver como lo hago con ella, no es su culpa sino la mía por subnormal y pesado.

Así que vamos a retroceder dos capítulos, vamos a volver a los inicios y empezamos una nueva primera semana. No lo veré como unos pasos atrás, siempre recordaré estas dos semanas como la prueba inicial. Antes de todo gran invento han habido pruebas fallidas y estas son las mías. Volveremos con ganas y espero la semana que viene poder contaros mi primera semana sin nicotina, esta vez de verdad, sin cigarritos de por medio.

Como siempre os digo, no seáis muy crueles conmigo, soy un novato en esto de dejar de fumar, llevo la L. Si queréis dejarme algunos consejos, truquillos o demás lo podéis hacer en los comentarios y me seréis de gran utilidad. Sin más, os dejo con la promesa de que lo conseguiré y que vosotros lo veréis (o leeréis). He dicho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario